Miguel Ildefonso

Nació en Lima en 1970. Estudió literatura en la Universidad Católica del Perú. Perteneció al movimiento poético Neón. Ha publicado los libros de poesía Vestigios (1999), Canciones de un bar en la frontera (2001), y Las ciudades fantasmas (2002), con el que ganó el Premio Copé de Poesía.
Setiembre 2004

EL viernes 10 de diciembre 2004 se presento, en el bar Yacana(Centro de Lima), el poemario M.D.I.H. un libro de formato simple con un contenido que refleja la inter-relacion de su autor con los barrios como El Agustino, el Centro, Quilca...en fin, Lima Lima.


Relatos de Puno

ver...+

ALGUNOS APUNTES SOBRE POESIA ACTUAL
Se trata  tan solo de resaltar unos cuantos rasgos temático-estéticos que como lector he ido hallando en jóvenes poetas a cuyos poemarios he ido teniendo acceso en estos años

ver...+

ULTIMO POEMARIO
M.D.I.H 2004 - Lima
Por lo mismo que has amado, otros amaran tu soledad que es vivir en estas calles

ver...+

POESIA CHICANA
En 1848, por el Tratado de Guadalupe-Hidalgo, México cede sus territorios (California, Nevada, Utah, Colorado y Nuevo México) a los Estados Unidos. 

ver...+

ENSAYO SOBRE LA POESÍA PERUANA ULTIMA
I
MIL VOCES, UN CAUCE
Sobre la poesía peruana a partir de la década del noventa es verdad que poco se ha estudiado

ver...+

HISTORIA PERSONAL DEL 90
Íbamos por la segunda botella de Cienfuegos cuando escuchamos una explosión que provino de algún lugar del Centro de Lima.

ver...+

La Postmodernidad en Tres Novelas de Mario Bellatin
Mario Bellatin, (México, 1960) estudió en Lima (Perú) Teología y Ciencias de la Comunicación, e inició su carrera literaria con la publicación de Mujeres de sal (1986).

ver...+

  si desea descargar el documento en formato Word, clic aquí

POESIA CHICANA

Por: Miguel Ildefonso

En 1848, por el Tratado de Guadalupe-Hidalgo, México cede sus territorios (California, Nevada, Utah, Colorado y Nuevo México) a los Estados Unidos. Los 75,000 mexicanos que no se movieron de sus territorios pasaron a conformar la "minoría étnica". Con el tiempo esa minoría fue creciendo hasta llegar a los treinta millones de personas de "origen mexicano" que viven hoy en el Aztlán ( mítico suroeste) y en todo el territorio "americano".
La palabra "chicano" viene (hay más hipótesis) del apócope de "mexicano": me-chicano. El Poeta Tino Villanueva nos dice que esta palabra se refería hasta la segunda mitad del siglo al obrero mexicano recién llegado (a U.S.A), mientras que los ya establecidos eran denominados "pochos" (americanizados, estos veían con desdén al recién llegado, miembros de una categoría inferior por ser obreros transitorios). Hoy, la palabra "chicano", históricamente ligada a la clase trabajadora de mexicanos, puede abarcar tanto a los migrantes nuevos como a los nacidos en los Estados Unidos. "pocho", "Tex-Mex", "Spanglish" son ahora términos denigratorios.
Desde los tempranos “corridos” anónimos, la literatura (oral o escrita) chicana ha seguido una sola tradición de resistencia. Entre los escritores chicanos de inicio de siglo, Daniel Venegas, con su novela "Las Aventuras de Don Chipote" (1928), escrita desde el punto de vista de su clase trabajadora marcó un precedente para los futuros poetas y escritores. El término "chicano" poco a poco (entre deportaciones y bienvenidas a los "braceros") perdió su carga negativa, y se empezó a asumir con orgullo. A partir de 1965 y del Movimiento Chicano, sus intelectuales (muchos surgidos de la clase obrera y campesina) comienzan a denunciar la explotación que sufren los de su "raza". El vocablo "chicano" se carga ahora de un matiz de militancia política. Es el año de la huelga campesina en Delano, California. En aquella revuelta se utilizaron símbolos que enfatizaban el orgullo racial y cultural de los chicanos (especialmente los religiosos como la virgen de Guadalupe). Un personaje importante, Luis Valdez, funda con los huelguistas el Teatro Campesino. Esa huelga marcó a toda la nueva generación de poetas y escritores chicanos, como al poeta Alurista, promotor de la idea de Aztlán.
"Aztlán es la tierra del norte desde donde los aztecas iniciaron una migración hacia el sur que finalizó con la fundación de Tenochtitlán. Para la nueva conciencia chicana, el mito de Aztlán se encuadraba en una migración inversa: la de los trabajadores mexicanos a los Estados Unidos, sobre todo al suroeste, que se veía como el mítico territorio de los antepasados aztecas, territorio al que la Raza debería volver en nuestra época, la del Quinto Sol." ("La Voz Urgente. Antología de literatura chicana en español" de Manuel M. Martín-Rodríguez. Editorial Espiral Hispano Americana. 1995)
La poesía chicana (y en general toda su literatura) vive entre el inglés y el español, o viceversa. Según sean las intenciones, el poeta puede utilizar en mayor grado una u otra lengua, mezclarlas, usar sus variedades urbanas o rurales, sus niveles culto o popular, o un subcódigo, importante en su literatura, como el "caló pachuco", que es el argot juvenil. El chicano, en la vida diaria, generalmente usa el inglés (lo social) para el trabajo, y el español (lo afectivo) en el hogar. Es por eso que el lenguaje se convierte en la poesía chicana en una práctica súperconsciente de sus códigos. El lenguaje chicano, a la vez que denota y connota, es (por sí mismo) el protagonista del poema.

 

Los temas varían según varia la situación del chicano. Hoy, la "pocho" escribirá sobre las costumbres raras de su "guero" marido americano (que es lo que pude ver y oír en un recital de poesía chicana hace unos días aquí en UTEP); mientras que el que tiene que cruzar la frontera escondido en los vehículos, saltando el alambre o cruzando el río Grande ("alambristas", "espaldas mojadas" o "mojados") se quejará por no poseer su "green card", ser un ilegal, lo último. Tal vez sea ese sueño del Aztlán lo único que verdaderamente los mantiene unidos e iguales como "chicanos" a nuevos y viejos residentes. Pero como dicen: “¿quién sabe?”
A continuación tres poemas de tres de los mejores representantes de la poesía chicana contemporánea.

Abelardo Delgado (1931)

EL INMIGRANTE

golondrinas cortando betabel,
americanos de papel,
este Mexico-Americano
o nomás mejicano
que migra con to y familia
a los campos de colorado,
illinois, califa, y michigan
se me hace que no es más que puro gitano.
salmones en el desaije
con un ojo a las colonias
a las cuales muy pronto volverán,
no les voy
a decir porqué lo hacen
porque la verdad ni ellos saben,
quizá el cariño a la tierra
mamado de una chichi prieta,
quizá el corazón libre
que diacta la jornada,
aunque el carro esté muy viejo
y la gasolina cara.
turistas sin un centavo
de vacaciones en nebraska,
aun alabama
es un descanso de tejas.
bumerangas que la mano de dios
por este mundo tiró,
gente buena,
gente honesta,
gente víctima de su necesidad de migrar,
la lechuga o la justicia es lo que van a sembrar.


Alurista (1947)

A'NQUE

los tractores ya'tan volteando
La tierra anqué
la mañana ta' con nube baja
I el sol, qué
ni aparece
Los tractores ya 'tan volteando
La tierra anqué
las marketas suben los precios
i el sol, qué
ni aparece
...pos
a calentar las brasas pácer café
a'nqué el sol 'te ausente
las flores esperan
los tractores ya 'tan volteando
la tierra
a'nqué


Miriam Bornstein-Somoza (1950)

UN SALUDO

te encuentro en un pasadizo
me miras
sonríes
te presentas
por un momento
percibo un hilo que nos une
curiosidad aguzante curiosidad

"¿Cómo te llamas?"

me detengo:
una gota
un rayo
un eterno preguntar
ser Eva
sin ombligo y con tentación

"¿Eres casada?"

esas formas me identifican
limitan
encierran

"Mucho gusto"

mujer
latina
estudiante
actuando tu definición
con el mismo
catalejo
cerrojo
microscopio
usado para delinear tu ascendencia
mujer soy yo nada más así.