Libro Visitas | Postales | Enlaces
Miguel Ildefonso | Lady Rojas | Ana maria Pino Jordan | Manuel J. Orbegozo | Ricardo Virhuez | Montzerrat Alvarez
Lizardo Alberto Santa María | Luis Santa María | Carlos Alberto Saavedra(El Gato)
Fausto Espinoza Farfan | Manuel Scorza
Galeria Uriel | Galeria Noveles
Articulos
Biografias
Grupo Decimas

Miguel Dante Ildefonso

Nació en Lima en 1970. Estudió literatura en la Universidad Católica del Perú. Perteneció al movimiento poético Neón.Ha publicado los libros de poesía Vestigios (1999), Canciones de un bar, en la frontera (2001), y Las ciudades fantasmas (2002), con el que ganó el premio Copé de Poesía.
Setiembre 2004

Redoble por Rancas

Bebía un calientito con Luzmila, bajo el aguanieve de la mañana. Cerro de Pasco es una ciudad de hielo, rocas de hielo, casas de cemento y calaminas heladas. El frío es otro. Puedo respirar. Luzmila tiene 85 años. "Cervecita, licor amargo, eres culpable de mis desgracias", se oye de algun lado. Me duele la cabeza del soroche, pero le echo más ron al café. "Sirveme a mí también", me pide Luzmila. A la hora estoy ebrio. Veo por la placita a Scorza recitando sus poemas a un grupo numeroso de mineros. Dejó de caer la ligera nevada. Un sol radiante se apresta a salir. Le digo a Luzmila que iré a echar un vistazo al recital. "Anda nomás. Yo estaré aquí". Manuel va por el segundo poema. Más allá veo el alambrado de La Cooper Corporation. Vuelvo donde Luzmila, le digo, "abuela, creo que estoy ebrio, aquel no es Scorza, Scorza está muerto." Ella me dice: "Y eso qué tiene que ver? Yo caso estoy viviendo?" Eché otro trago a nuestros cafés. Un arcoiris se divisaba por el cerrito verde. Nos teníamos que ir. Teníamos que continuar con nuestro viaje. Un bus lleno de otro Perú. De otro de otro de otro, de infinidad de otros. Aquel que era Manuel Scorza también subió al bus. Me preguntó, "y tú, eres un escritor criollo o andino?" Luego se echó a reír. Yo también me eché a reír. Afuera, los campos de Nevraska, de Cheyenne, de Rancas, jinetes y ganados. "Salud!", le dije a Manuel. "Salud, hermanito", me respondió. Adentro ponían mulisas. Y más adentro, en mi corazón, extrañaba a una muchacha.

Pasco City (a más de 4000 metros) 14 de Set. 2005

UN TAJO ABIERTO, UNA LAGUNA NEGRA

Soñé que despertaba en el tajo abierto. Soñé que caminaba por el mercado mojándome en la lluvia. Soñé que subía y bajaba callecitas en el cielo. Soñé que sabía el significado de Paucarcocha, de Goyllarisquizga, de Huallay. Soñé que era una roca mojada en un socavón. Soñé que mi corazón era un tajo abierto. Soñé que se derrumbaba la mina y se apagaba mi voz. Soñé que morían las cordilleras. Soñé que una muchacha soñaba conmigo. Soñé que montaba un caballo, venía herido, y la muchacha que me soñaba curó aquella herida. Al despertar, estaba en una cantina. Hombres con rostros quemados por el frío me miraban. "Tome, papá", me invitaron un cañazo. "Salud", les dije. "Ustedes son la reserva espiritual de este país", les dije, "la fuerza","vamos", levanté la voz. Me siguieron. Sacamos las armas. Ellos ya sabían qué hacer. A las cinco horas, teníamos siete bajas. Estábamos optimistas. A los tres días, soñé que era niño, estaba perdido por unas calles, me había caído a un charco. Soñé que una niña soñaba con aquel niño que era yo. Fuimos a las cordilleras. Las nubes nos dijeron que allí podíamos quedarnos a vivir por siempre. Nos quedamos dormidos. Soñé que desperté en Apolo. Soñé que caminé a la av. México y allí me quedé esperándola. Estaba solo.

Pasco, 14 de set. 2005

.
Decimas | Mapa del sitio | Contactenos | ©2005 Grupo Decimas