Libro Visitas | Postales | Enlaces
Miguel Ildefonso | Lady Rojas | Ana María Pino Jordan | Manuel J. Orbegozo | Ricardo Virhuez | Montzerrat Alvarez
Lizardo Alberto Santa María | Luis Santa María | Carlos Alberto Saavedra(El Gato)
Fausto Espinoza Farfan | Manuel Scorza
Galeria Uriel | Galeria Noveles
Articulos
Biografias
Grupo Decimas

María Fernanda Munizaga Ghersi

María Fernanda Munizaga Ghersi(1980)
Bachiller de la especialidad de Literatura Hispánica por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Colaboradora de la revista Ginebra Magnolia y Casa de Citas.
Enseñó en las facultades de Educación y de Arte de la PUCP los cursos de Lengua 1 y de Lenguaje 1 y 2 durante los años 2003-2005. Actualmente está redactando su tesis de licenciatura donde trabaja El Anfitrión de Jorge Edwards con novelas previas en las que se ha tratado el mito fáustico. Participa de diversos eventos literarios y su primer poemario está en preparación.

    Luis Hermoza Moreno

Al mediodía,

un interminable estremecimiento

una histórica documentación de aquello que yace en lava marmólea
y se aleja en corrientes de mariposas.

Subsistes entre saqueos
de oro, tierra, fiambre pardo,
mientras estrías de arena entumecen tus pies
y los hacen ondas que regresan.

Tomas una mano,

juegas al cacique,

buscas entre empalizadas tu cuerpo vestido de harapos,

quitas las telas ralas que te cubren
el manto amortaja tu piedra.

Finges sorpresa ante el descubrimiento.

Ambos sabíamos esa nota
música de antenas

            vacío de cuerpo

emplasto de tiras de mortaja

Hombre de Brittia

Tomas las velas de los barcos
Las recoges enrolladas,
Remas con brazos inseguros,
fuertes solo durante ese sueño.

Y hundes  una vez más tu remo en las aguas.
Tomas el aliento que te es dado por el impulso irracional que guía tu viaje.
Tu embarcación se descarga

sola, sin ayuda
mientras ruegas que tu nombre no sea dicho

Dejas los remos y desenrollas las velas.
Sabes que navegarás día y medio
A merced del viento.
Llegarás a tu hogar

Y esperarás la siguiente llamada.

La burbuja rosada.
Hilos de fuego, de luz, de incertidumbre y humo

se cuelan por tu espalda, la calientan

juegan en un vals de abrazos
se hacen humo sólido
que aspavienta la caperuza de una niña imperceptible
y se hacen magma de manzana
arroz de tortugas
caminan en tu prado
entre las morenas distancias de sal y agua
aparecen entre garras doradas
con estrias de jarabe dulce.


Se publica de acuerdo al original

 

Decimas | Mapa del sitio | Contáctenos | ©2005 Grupo Decimas