Libro Visitas | Postales | Enlaces
Miguel Ildefonso | Lady Rojas | Ana maria Pino Jordan | Manuel J. Orbegozo | Ricardo Virhuez | Montzerrat Alvarez
Lizardo Alberto Santa María | Luis Santa María | Carlos Alberto Saavedra(El Gato)
Fausto Espinoza Farfan | Manuel Scorza
Galeria Uriel | Galeria Noveles
Articulos
Biografias
Grupo Decimas

David Alarco Hinostroza

Director del \"Taller de la Controversia\"

Décimas1 | Décimas2

La Espinela

Para hablar de la espinela
(la dècima en mi Perù),
hay que subirse a un bambù
y dibujar una estela.
Convertir al hielo en vela
encendida en un nevado,
elevarse con el prado
ver el mar lleno de valles;
al lograr estos detalles
quizà estes autorizado.

La dècima no es peruana
ni argentina o española,
esa estrofa es una ola
muy iberoamericana.
Si la dibujo de grana
con un rocìo de armiño,
si la aprecio como un niño
que llora sin su mamà;
es porque su alma està
acà en mi incaico cariño.

Por lo tanto, con gran celo
hagan la dècima BUENA,
y si el cerebro les truena
seguir firme en ese anhelo.
Cuando prendidos al vuelo
de la increible espinela,
van a sentir la novela
sutil de la poesìa;
respirando la armonìa
de nuestra peruana escuela.

 

P ara usted mi amigo Alberto

A cudiendo a su atención,
R uborizo a la oración
A temorizo al concierto.
 
V igilantes del acierto
A cudimos al emblema,
H ipnótico de un poema
E levando a lo profundo;
M ares, ríos, de este mundo
A l amparo de Vahema. 

P ARA USTED LA BENDICIÓN

A DORNADA CON LA RIMA

R UBRICADA DESDE LIMA

A LBERTO, EN MI PRECISIÓN.

V ISLUMBRO EN CADA ORACIÓN

A LCANZADA EN SU POEMA,

H IPNOTIZA EL CLARO EMBLEMA

E LEMENTAL DE UN SUCESO;

M ANIFESTANDO EL PROCESO

A D LITERATUM VAHEMA.

RIPOSTA ESPINELIANA

L IGERO ENVIO UN POEMA
I MAGINARIO, REBELDE,

A ROMÀTICO. QUE SUELDE
TODAS TUS CALLES VAHEMA.

S ABOR, ENJUNDIA Y EMBLEMA
A CUNARAS CADA VÌA,

M ARIPOSAS DE ARMONÌA
A CURRUCARÀN UN NARDO;
R EGOZIJANDO A LIZARDO
ALBERTO SANTA MARÌA.

LOS ACENTOS DE CRISTAL


En el mar de diez cristales
vidriosos brotan mis versos,
refractàndose diversos,
esplendentes y ancestrales.
Asoman como vitrales
o cardenales reflejos,
unen lo cerca y lo lejos
ante el imàn de la luna;
imagen, luz y laguna
del alma de mis espejos.

Cunado en ellos otros vean
las imagenes preciadas,
sus auras alborotadas
sentiràn que les gorjean
los acentos.
¡Como crean!
De pronto junto a los vientos,
desataràn sus talentos
flotando sobre el abismo;
siendo sòlo el repentismo
que florece sus acentos.

 

 

 

 

 

 

Decimas | Mapa del sitio | Contactenos | ©2005 Grupo Decimas